Nunca es tarde

Qué tal mis chic@s?? A mitad de semana y voy por la vida con la cuenta atrás puesta….

Este fin de semana he estado malísima. Fiebre y mal estar en general que ha causado una cosa tan pequeña como es una muela que lleva tiempo dándome la lata. Menos mal que teníamos algunas fotos preparadas porque he estado en casa descansado y un poco drogada con tanta medicación para el dolor.

Me refiero a la cuenta atrás porque la próxima semana empiezan mis clases y con ello, una nueva etapa. Hace ya unos cuantos años empecé la carrera de psicología con mucha ilusión, pero por motivos personales y laborales tuve que dejarla 😦 . Unos años más tarde, en lugar de volver a universidad, sin saber muy bien por qué y a ciegas me matriculé en un ciclo superior de química ambiental que fue estupendo. Aprendí cosas que jamás me habían interesado y me hicieron ver (entre profesores y compañeros) otra forma de ver el medio ambiente y preocuparme por él. Fue una bonita experiencia y sobretodo, conocí a gente excepcional que hoy en día forman parte de mi vida.

Siempre me pasa, que cuando llevo unos años sin estudiar me entra una pequeña obsesión por volver y me meto en algo, no me puedo estar quieta aunque soy consciente que al estar trabajando es duro abarcar con todo. Este año tomé la decisión de que tenía que volver a la carrera porque no me puedo quedar con esa espinita y cuando lo he contado, he recibido todo tipo de expresiones y respuestas. Desde un cuánto me alegro, hasta un a dónde vas ahora con la edad que tienes….

Supongo que es normal que haya gente que no sea capaz de entenderlo, que no tengan ganas y curiosidad por otras cosas y por ello vean una locura que vuelva a la universidad. A mi me preocupa bien poco que me hagan ese tipo de comentarios negativos, porque yo creo que no hay edad para el aprendizaje, para renovarse, para investigar campos desconocidos, para crecer en general y estoy tan ilusionada….

Y para celebrar que vuelvo, mi novio me ha regalado un maxi bolso en el que me quepan los libros 😉 . En un color burdeos precioso a juego con la cartera que no sale pero que siempre llevo encima, me parece genial para el otoño y súper práctico. En esta ocasión, lo he usado para ir a trabajar con un mono negro muy fresquito y holgado y mis zapatos tostados de Mas24.

DSC_0228.JPG

DSC_0235.JPG

DSC_0237.JPG

DSC_0241.JPG

DSC_0242.JPG

DSC_0251.JPG

DSC_0255.JPG

DSC_0258.JPG

DSC_0260.JPG

DSC_0275.JPG

DSC_0265.JPG

Mono: Pimkie

Bolso: Bimba&Lola

Zapatos: Mas24

Gafas: Ray Ban

“Porque nunca es tarde y el tiempo sólo se acaba cuando se acaba la vida. Y hasta ese momento, siempre existe una posibilidad para todo”

Anuncios

2 pensamientos en “Nunca es tarde

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s